jueves, 21 de agosto de 2008

Mujer hendida.

No pretendo ser esa gota que cae lento por mis mejillas, ni ser descrita por ese nudo efìmero que se esconde entre los escombros de mi rostro...porque al final soy la pura descripciòn de mi pasado que a veces de vez en vez me hostiga.

Anoche, recostada entre ese manto suve y delicioso sentìa ese pecho tibio y claro disolverse entre la bruma inexacta de mis pensamientos, mis manos pesadas y ese pequeño grito que irritado me pedia salir apretado por mi lengua contra mis dientes, mis ojos ardian, serìa porque una noche antes despuès de tu comentario frio y agresivo me puse a llorar como una niña, solo porque me miraste de esa forma en que lo hacen mis demonios cuando se me atraviezan en el reflejo del agua, me juzgan o me tientan.

He visto llorar a las mujeres...mas aùn las he visto disolverse con los dias, y detràs de ellas ese recuerdito del motel donde pasaron la noche...con olor a sexo, les he visto perderse...llorar, gritar...sollozar en plena noche por el amor que se les a ido...he sentido en carne propia el amor muerto en el vientre...quedando solo tierra seca y una luna apagada con una promesa y gritos cohibidos que no se explican solos, he dormido con la idea de ser yo en mi misma, de verme por primera vez reflejada e intacta entre el tiempo y la distancia.

Las mujeres sufrimos...nacemos y nos dolemos, nos duelen los hijos, los hermanos, los padres, los maridos, nos duele todo el tiempo esa herida natural entre las piernas...pero no dejamos de ser mujeres, de ser una fuente inagotable de vida, de soledad en muchas historias, no dejamos de ser luz para nuestros hijos, boca de mujer amante para nuestros maridos, brazos calidos para los hermanos, una vida entera para nuestros padres.

Muchas hemos sido engañadas, golpeadas, por el tiempo o por la costumbre, por el miedo a estar solas...pero solas nos bastamos..somos siempre las heroinas que buscamos, somos nuestra propia luz...y en ocasiones encontramos una luz recìproca que nos cuide, porque estamos hechas para dar amor...para dar vida.