jueves, 28 de febrero de 2008

Pide un deseo...infinito.

Aprieto mis sueños a mi pecho..no quiero abrir los ojos...no quiero dejar de tocarte, entre tanta idea y el ir y venir de lo cotidiano siempre esta tu sonrisa, brillando por todos lados, como mùsica que ilumina...hoy apenas comenzaba el dìa y las gotas de lluvia resbalaban por tu ventana, despertar y verte, ahì sentado con miles de hojas a los lados, concentrado.

Me gusta mirarte, saber que estas cerca, que puedo tocarte, olerte, sentirte poro a poro cubierto de mi, entre mis muslos deseoso de una caricia...duermo tranquila a tu lado.

Deseo...

deseo estar siempre con vos
perderme entre lo que significas, besarte cada mañana, cuidar cada sueño tuyo, cumplir todas tus sonrisas, deseo estar junto a ti...siempre, siempre.


Buenos Aires me robò un amor....

2 comentarios:

Dragonfly dijo...

Ay que hermoso... igual me sentí yo en México.

Besos ;)

Eugenia Náder dijo...

Graciela, qué bueno tenerte en Buenos Aires. Y sí se mezclan los sentimeintos al vijar a tierras con historia. En el DF dejé parte de mi piel y de mi.

Un saludo,