miércoles, 25 de febrero de 2009

Sin titulo

Se posa el descanso
sobre su pecho de amapola,
el sol termina caminos
de estrellas en su iris,
tan diminutos son dias
y horas incrustadas
en esa espalda de porcelana,
son cristales,
cuarzos de la suerte.

Tranquila cierra su mirada,
esta de noche en su cuerpo,
callada,
como si tanto aire le cociera
su boca durazno.

Infinito es el dolor
y la risa lo hace silencio.

Descansa
con manos atadas,
rodillas quebradas,


Descansa
sobre su lecho
de mariposas,
tranquila,
callada,
porque el dolor es infinito
y la risa lo hace silencio.

4 comentarios:

Metzonalli dijo...

Como siempre, me gustó. Tienes una capacidad para que lo que sientas se vuelva poesía impresionante.

Dragonfly dijo...

Amiga... tus escritos siempre son geniales.

Besos ;)

Sherezada dijo...

estos nuevos versos me agradan se siente tu crecimiento

mil abrazos desde las estrellas

Sherezada dijo...

estos nuevos versos me agradan se siente tu crecimiento

mil abrazos desde las estrellas