lunes, 12 de marzo de 2007

Ira de mis Ojos ciegos

Le grito al aire, le pido al agua
que no beba más de mí, que la tierra
me coma...que la sangre me deje,
que el cansancio se calme, que las
flores sean violetas.

Le grito al cielo, le pido al pan
que se transforme en roca, que la sal
de mis labios sea ácido penetrante
en mi garganta, que mis pulmones cierren
sus ojos, que mi corazón calle ese ruido.

Le grito al sol, le pido al silencio
más sueños y al fuego más dicha,
que las aves se vuelvan doradas,
que sean mensajeras de lo divino.

Le grito a mi cuerpo que de pecados
sabe, le grito que se marchite en una noche
preñada de letras, que mis ojos descansen
entre hojas secas.

Le grito a esta vida que no muere, que de
verdades sabe, que me levanta y me acaricia,
me roba mis sonrisas.

Es esta ira...esta ira de mis ojos ciegos,
secos de mí, del aire, de la tierra, del agua
y del fuego.

Es esta ira...la que mi puerta toca.

2 comentarios:

Gabriel Pablo Zorrilla Mendoza dijo...

tus ojos gritan
enmudecen la oscuridad
la luz es el enojo de los ciegos
todo es hecho de la claridad mental
el corazon vive en oscuridad
hasta la llegada del amor

ilumina tu corazon
saca la ira, oscura, ciega

B x 1000

angel dijo...

ha sido un gusto descubrirte y leerte en este espacio como un remanso.


Saludos....