lunes, 26 de febrero de 2007

A decir verdad...

Por alguna razón ella pensó que las cosas mágicamente se darían.
Imaginó alguna noche perdida simplemente recostada sobre su pecho
y él mirandola, se hizo ilusiones falsas de un amor efímero.
A pesar de sus ganas y el ansia que se le dejaba ver en los ojos....
algo falló...
inutilmente acabó en un retrato mediocre con un libido cohibido,
al final entendió cual de todos aquellos juegos perdió.
Son noches largas es verdad...
y aún lo imagina ahí a su lado, cada segundo que transcurre
sale de sus labios secos un suspiro insostenible.
Te deseo...no lo puedo negar.

1 comentario:

Vladimir Harkonnen dijo...

Ya lo sé, ya sé porque me desagrada ese disparatado look despues de un encuentro, y si justo como lo sospechaba es por que nunca he intimado a fondo con ninguna de mis acompañantes. Vacio? si, segurisimo. Sin remedio? no, no lo creo.

Lucha contra ti por lo que deseas y has venido deseando, yo te apoyo.

Sinceramente.