lunes, 12 de febrero de 2007

Me gustas

Sin palabras,
sin sentido aparente...
sólo silencios,
sólo eso...
pero cuantas veces ví tus labios
y las ganas de mordelos se hacian eternas,
cuantas noches estando tu casa tan cerca pensé en irte a buscar...
noches enteras con el libido que me provocabas en los ojos...
y aún así soy los labios que niegas,
las caricias que borras...
el placer que olvidas.
Siempre has sido perfecto en mi mundo
onírico.

3 comentarios:

gonzalo dijo...

en què lugar de tu alma habita una guittara azul?

Anónimo dijo...

...

Celeste dijo...

Yo creo que no hay nada más delicioso que la sensación de leer algún poema, relato o cuento y sentirnos protagonistas del mismo. Bien sea por la similitud entre nuestras realidades y la historia o sencillamente por la capacidad de sentirlo como sentimos desde adentro.

Esto me acaba de suceder.

Beso celeste.