jueves, 22 de febrero de 2007

Descifrando tu cuerpo.

Son las horas y el viento los que guardan
tus anhelos en cajitas de algodón.

Son las palmas de mis manos las que se comen
por montones los poros cálidos de ti.

Es el aire endulzado el que se muere por tus labios.

Es tu calma, son tus sueños...eres tú.

Soy la luciernaga que busca tu luz en mis negras noches.

Soy el alma eterna...eterna enamorada.

Es tu calma, son tus sueños...eres tú.


No hay comentarios.: