miércoles, 4 de julio de 2007

Negandome Todo

No se le puede pedir
el llanto al agua,
ni el amor al pan.

No se puede ocultar
el cielo en el mar,
ni las olas en conchas,
no se puede uno morir
a las doce del día y
despertar en la penumbra
de un silencio pronunciado,
no se puede comer con los
ojos cerrados…no en este
cielo de espantos.

Y mis manos con gotas
y nidos de aves, se van volando,
son mis palabras las que escapan
entre torbellinos y agujeros,
las que lastiman este que al
parecer es mi cuerpo.

Y el amor y el odio es un mito,
una leyenda interminable que
cuentan los viajeros. No se puede
meter mi vientre quebrado,
en una bolsa de piel,
de tu piel, de tu encanto.

Y lloro, lloro como lloran los gatos,
como sollozan las penumbras buscando
su propio sol.

Lloro a las doce del día, río a la una,
y cierro mis ojos esperando tu goce,
tu silencio apático.

No se le puede pedir el llanto al aire…
Ni el perdón a las moscas…

1 comentario:

Sherezada dijo...

no se lo puedes epdir mas que a tu alma el llanot, que llegara solo cuando deba ser para desahogar tus desencantos

Abrados desde las estrellas