martes, 28 de agosto de 2007

Instantes

Que extraño puede llegar a ser un instante...
basta solo uno para enamorarse...
basta solo uno para odiar...
basta solo uno para dejar de respirar...
basta solo uno para comenzar a llorar...
en uno nacen millones de personas...
en uno mueren millones de sueños..
en otros se hacen realidad deseos...

Ayer cuando venía rumbo a casa decidí tomar un taxi,
me sentía muy mal y no queria caminar, así que tomé
el primero que vi, el señor muy sonriente me preguntó
hacia donde ibamos...le conteste que hacia la parada de
los autobuses, cuando de pronto una señora le hace señas
al taxista que se detuviera, subio a la parte trasera a mi lado
y comenzó a llorar...mi reacción inmediata fué abrazarla,
cuando le pregunté que pasaba me respondió que acababan
de marcarle a su casa diciendole que tenían secuestrada
a su hija mayor...le dije que se tranquilizara
que a dónde ibamos, me dijo que a el banco donde trabaja su
hija a verificar si estaba ahí...el taxista oyendo todo hizo mil cosas
para poder pasar con tremendo tráfico, a una cuadra del dicho
banco el semaforo se puso en rojo...la señora con lagrimas y
temblando bajó del taxi en plena avenida, yo la seguí, frente
a la entrada estaba su esposo que acababa de llegar y dos
personas mas, ella le preguntó...

Ahí esta Diana verdad?? No es cierto lo del secuestro, verdad?

su esposo asomó la cabeza y vió a su hija, trabajando
a salvo de todo...abrazó a su mujer y le dijo que todo estaba
bien, la señora comenzó a llorar y a dar gracias a dios.

Volteó a verme y me dió las gracias...algo consternada y
pensativa le dije que no se preocupara y que me retiraba
los demás familiares me abrazaron y de igual forma me
agradecieron....

Cuan importante son los instantes en nuestras vidas...
Hoy recibo un mail, de alguien que sin prentenderlo
hizo cambiar en muchos aspectos mi vida y mis letras,
pero hoy...hoy su correro era mas de despedida y
agradecimiento. Te voy a extrañar.

1 comentario:

Sherezada dijo...

q impresion pero a si pasa en al vida, en un instante todo puede cambiar, con algo tan insignificante como un suspiro o un estornudo, tu sigue tu camino que sera para bien

te mando muchos abrazos