viernes, 21 de septiembre de 2007

Nìtido amanecer

Desaparezco minuciosa e imponderable
entre neblina.

Sensible luz se cuela impronunciable en
mis labios.

Solitario desnivel de mi pecho, caótico
sentido voluble, quimera inquebrantable
silábico andar
Silfo aedo
férreo tu rostro se dibuja
poco a poco

Dicotomía falaz
Iterativo disturbio
Flores enajenadas

Se diluyen estrellas en el cielo
tibia nostalgia
libres letras
todas complejas,
apartadas creando un
mundo paralelo
al mìo.

Callado abrazo…prohibido?
colmado desvelo, inundado de
abismos paralizados

Se calma el desierto,
tranquila la espera aguarda
silenciosa vestida de sonrisas.

No hay comentarios.: