viernes, 14 de septiembre de 2007

Palabras...palabras

Ultimamente me aferro a lo único que siento es real...el tiempo y el sonido, tengo ese otro recuerdo de ti, un sueño, es verdad...una distancia que a veces quisiera que no existiera, un zumbido...el de tu pecho, esa luz perenne que se aferra a mis oidos, me duele...he de aceptarlo. En ocasiones pretendo que no sucedio nada, que el aire de esa noche, aquella noche...no me embriagó, ahora es cuando quisiera regresar sucesos, alientos...no te quiero perder, no esas charlas, esas risas...que aunque fueron contadas, me encantaron.
Sabes...a veces me gusta hablar sola, imagino que estas ahí, entre el humo del insienso y la noche que se me hace tan larga, te cuento del último libro que leí, o te pregunto como va todo con el amor de tu vida, tu solo ries...o por lo menos tu recuerdo lo hace, por ti...aprendí a caminar las letras, el aire...hasta mis sueños, aprendí de la vida, de tu vida.
Debí aceptar ese café...debí decir que si, tal vez las cosas no hubiesen terminado en este lazo de letras etéreas y un recuerdo fugaz. Cuando dijiste que te habia lastimado, nunca entendí que hice o que dije que laceré el alma tuya...no pretendía hacerlo y menos aún perder esa amistad que nacia en inconstantes tiempos, a veces quisiera decirle a ella que no me prive de ese sentimiento, que no me aleje de tus días, solo por que te quiero...igual nunca te lo dije de frente, no podría, pero se que lo sabes.
Desde lo mas hondo de mis rios tormentosos y de estos días que se mueren por escucharte o por hablar de las nimiedades o simplemente por un silencio pronunciado o el acoso de las nubes, de tus nubes...tienes que saber que no quiero perderte, no quiero que dejes de recordarme, no quiero que dejes de mirar mi silueta extraviada entre la distancia y tus confuciones, no quiero...y de verdad no quiero alejarme de ti....en tan poco tiempo, en cuestión de horas, hiciste que regresara al mundo...a mi mundo, quiero esa amistad y trato de aferrarme, pero no me dejas, no puedes...duele.

1 comentario:

Sherezada dijo...

se siente el dolor y la soledad en tus letras

un abrazo desde las estrellas mi pequeña